blog

El desayuno: la primera comida del día

El desayuno es la primera y más importante comida del día, porque luego de 8 a 10 horas de ayuno nocturno necesitas energía y nutrientes para reactivarte y realizar tus actividades.

 

La falta del desayuno o consumirlo en forma inadecuada, te provoca inicialmente una baja en los niveles de glucosa, la cual aporta la energía necesaria para que tu cerebro funcione adecuadamente, y al no estar presente, te ocasiona: dolores de cabeza, cansancio, fatiga, bajo rendimiento físico e intelectual, falta de ánimo y disminución de la capacidad de concentración. Es así, que un buen desayuno te ayuda a elevar los niveles de glucosa en la sangre y a que tu cuerpo funcione con mayor vitalidad y energía.

 

El desayuno debe aportar en promedio entre el 20% y 25% de las calorías que necesitas consumir al día, es decir, si una persona requiere 1800 Kcal., el desayuno deberá aportar entre 360 Kcal. a 450 Kcal. Dentro de los alimentos que deben incluirse en esta comida se consideran principalmente los lácteos, frutas y cereales. Así por ejemplo, los lácteos que puedes incluir son la leche, yogurt o queso; en cuanto a las frutas, no hay una en especial, todas son muy buenas. En el caso de los cereales, deberías preferir los integrales como las tostadas o panes integrales.

 

De esta manera, un desayuno balanceado contribuye a un reparto más armónico de la ingesta de energía y nutrientes a lo largo del día.

 

Ahora… ¿vas a tomar un desayuno rico en nutrientes todos los días?